bernardo


Saltamos de la cama a las 6 de la mañana, cuando aún las calles ni siquiera estaban puestas,...

Reunidos a las 7 en el pino de la Alcantarilla partimos hacia Cazorla, y desde ahí al interior del parque natural, concretamente a la piscifactoría de la Torre del Vinagre.

Nuestro objetivo era el "Tranco del Perro", un precioso paraje situado camino de la cumbre del Banderillas. Al principio un cuestarrón para abrir boca, pero una vez cogimos altitud, atravesamos unos preciosos parajes salpicados de casas en ruinas que antaño llenaban de vida toda la sierra, a destacar los buitres que desde el cielo nos contemplaban, no se muy bien con que intenciones.

Llegamos al collado de Roblehondo y desde allí pudimos ver con la claridad, la senda que entre riscos y cortados nos llevaría a nuestro objetivo. El tramo final fué una verdadera delicia, encontrando nieve en la cota más alta, allí comimos, seguidamente iniciamos el descenso por una vía "alternativa", que nos deparó alguna que otra sorpresa. A las 7 de la tarde estábamos en la central eléctrica del Borosa y desde allí a los coches 9 kms. de carril para nuestros pies.

Durante la bajada la luna nos sorprendió, desde lo alto de la cordillera, y ya de noche atravesamos la cerrada de Elías con la ayuda de las frontales, (creo que ninguno de nosotros habíamos atravesado nunca este paraje de noche y con el río a rebosar de agua blanca como la leche). A las 9 de la noche por fín llegamos a los coches, y desde allí regreso a Jaén.

Agradecimientos:
  • A la amiga MªJose, y el amigo Diego que eran los conocedores de la ruta y nos guiaron sin pérdida ninguna.
  • Al amigo Paco, que hizo de explorador en la complicada bajada.


4 comentarios:

Julia dijo...

¡Que marcha más bonita!...mereció la pena esa mano de andar que nos pegamos.El Collado de Roblehondo precioso, con unas vistas increibles. El Tranco del Perro fué la guinda, hubiera sido una pena no pasarlo, en realidad ese era el objetivo de la marcha. El Borosa estaba que se salia, yo nunca lo he visto con tanta agua....y como postre la Cerrada de Elías; pasarla de noche con las frontales una pasada...¡pues que se puede pedir más!...pues sí, salió una luna por detras de las montañas que nos dejó con una sensación muy agradable.
La excursión ha sido dura pero ha merecido la pena.
Gracias a todos por estos momentos.

Javier dijo...

Me doy en los dientes por no haber podido acompañaros. ... La repetimos en Abril????

Maria Jose dijo...

Comparto totalmente los comentarios de Julia y Bernardo fue una excusion preciosa,personalmente nunca habia visto la sierra con tanta agua,creo que merecio la pena toda la ruta.Lo de la luna fue un regalo inesperado.

José Antonio Pastor González dijo...

Enhorabuena por la ruta que es preciosa y que esta primavera está que se sale... En realidad, lo que quiero es felicitaros por la página y animaros a que sigáis poniendo cosas en internet... JAÉN es una maravilla natural y siempre es un placer visitarla.

Un saludo.

Publicar un comentario
Escribe aqui tu comentario, tu opinión nos interesa.

Ir arriba Ir abajo