bernardo

Me viene a la memoria una coplilla que cantaba Marisol: 

Al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina cuando Lorenzo 
se acuesta se levanta Catalina
Pero mira, mira, mira, pero mira mirame pero mira mira mira 
pero mira mirame.....


Cuando el "Lorenzo" aprieta en el sur, salir al campo de ruta se puede convertir fácilmente en deporte de alto riesgo. De manera que nos hemos preparado una rutilla sin ambiciones, fresquita y con posibilidad de remojón, que mas se puede pedir....


Viajamos al pueblo de Chillúevar, donde hemos quedado con algunos/as compañeros/as de ruta.

Sin asomo de estrés desayunamos en el único bar que se encuentra abierto. Seguidamente salimos por la carretera de la sierra en dirección a la zona del Molino Gris, (una vez abandonado el pueblo, tomar la segunda desviación a la derecha).

Aparcamos los coches como podemos al abrigo del sol, el camino está perfectamente señalizado y acondicionado gracias al trabajo de la Escuela Taller de Empleo Comarcal, Alto Guadalquivir, Santo Tomé, Chilluevar, la Iruela, a los que desde estas líneas mostramos nuestro agradecimiento.

La senda no tiene pérdida poco a poco va ganando altura para situarse junto al río que ahora baja discreto de agua, siempre vamos completamente rodeados de vegetación con una gran variedad de verdes a pesar de las fechas en que nos encontramos.

Somos 17 así que el pelotón se estira y encoge como en las carreras ciclistas, pronto acometemos un tramo de escaleras metálicas sin el cual no tendríamos mas remedio que salvar este tramo por el río. Desde lo alto de las escaleras divisamos unas pozas perfectas para darnos un remojón a la vuelta.

Seguimos caminando hasta el último puente de madera antes del fin de la ruta, aquí el equipo hace un alto y decidimos volver ya que hay hambre y ganas de refrescarse, Luis (nuestro veterano de 87 años recién cumplidos), hace una escapada del pelotón junto a Juanjo, por lo que decido ir tras ellos ya que sabemos que Luis tiene últimamente tendencias escapistas.

Reunidos todos de nuevo, volvemos por nuestros pasos hasta llegar a la zona de baño,  todos disfrutamos como enanos en remojo. Mientras nos bañamos algunos estamos con el rabillo del ojo mirando a Luis (el "fugas") que amaga con ponerse la mochila y darse de nuevo a la fuga, Manolo Colmenero que tiene experiencia en estas lides lo marca de cerca y Javier se viste pronto y acompaña a Luis de vuelta, los demás también con pereza abandonamos las pozas e iniciamos el camino de vuelta.

Llegamos al pueblo sobre las 16:00 preguntamos en el bar Avenida si podrían darnos de comer y muy amablemente  y a pesar de las horas accedieron a alimentar a 17 bocas hambrientas y sobretodo sedientas de algo fresquito. Entre el caos de los que no paran de pedir un tercio tras otro,  Julia junto al dueño del bar consensuaron una estupenda comilona.


Saciados y contentos nos despedimos hasta la próxima que para algunos será hasta el final del verano.

1 comentarios:

bernardo dijo...

ARREGLADO PASE DE FOTOS
Me he dado cuenta que muchas de las entradas antiguas no se veían las fotos, esto se ha debido a un problema con la nueva versión de google fotos, ha sido laborioso pero ya se ven todas las fotos.

Lamento las molestias.
Saludos

Publicar un comentario en la entrada
Escribe aqui tu comentario, tu opinión nos interesa.

Ir arriba Ir abajo